¿Qué significan las siglas AMP y PWA? En 2bedigital te lo contamos

20171016_AMPWPA.png

 

Si estás inmerso en un nuevo proyecto web o e-commerce, quizás hayan llegado hasta tus oídos las siglas AMP (Acelerate Mobile Pages) y PWA (Progresive Web Apps): estas dos tecnologías revolucionarias están cambiando la industria del m-commerce.

La combinación de ambas tecnologías crea la posibilidad de que pequeños comercios tengan una tecnología capaz de competir en rapidez de carga con otras compañías de mayor tamaño, siendo éstas más rápidas que aquellas web con diseño adaptado a móvil.

Una aplicación web progresiva o PWA utiliza las últimas tecnologías disponibles en los navegadores para ofrecer una experiencia en móviles lo más parecida a la de una aplicación nativa.

AMP es un protocolo de código abierto puesto en marcha por Google con un objetivo muy claro: facilitar la lectura y, en general, la consulta de contenidos desde un smartphone. Las páginas de AMP validadas se almacenan en la caché de AMP de Google, lo que permitirá que éstas sean distribuidas más rápidamente a usuarios que acceden desde el buscador de Google o cualquier plataforma que provea de Google Accelerated Mobile Pages caché siendo su carga casi instantánea.

Para comprender la importancia de estas tecnologías que cambian el juego, es importante echar un vistazo rápido a la evolución del comercio móvil.

En los primeros días del m-commerce, incluso antes de los Smartphones, los consumidores podían utilizar un navegador web modificado en sus teléfonos para visualizar correctamente una web que solo tenia diseño adaptado a escritorio. La implementación era lenta, torpe y muy limitada. Con la llegada del smartphone en 2007, ya era posible acceder a las paginas web desde un navegador adaptado al dispositivo, pero aun así, el acceso a sitios de escritorio desde un teléfono móvil resultaba aún ser ineficiente en el mejor de los casos. Gracias a las tecnología aportada por los Smartphones, las empresas desarrolladoras comenzaron a crear sitios web adaptados a móviles. La gran mayoría de ellas utilizaban una tecnología conocida como Mobile Transcoding que consiste en adaptar el contenido de los dispositivos móviles a partir de la versión de escritorio. El complejo procesamiento conllevaba falta de navegación básica, cortar secciones importantes, cargas increíblemente lentas, y la experiencia visual resultaba mediocre, proporcionando una experiencia del usuario bastante pobre.
Posteriormente, la industria respondió con Responsive Web Design, que aplica el mismo código para el escritorio y el móvil y ajusta el sitio web para responder a las preferencias del usuario. Si bien es más eficiente para los desarrolladores, aumenta la latencia para la web móvil, con páginas que tardan con frecuencia entre 6 y 18 segundos en cargar, lo que supone una eternidad virtual en el mundo móvil.

Los pioneros de Silicon Valley Facebook y Google, cuyos usuarios acceden predominantemente a sus sitios desde móviles, comprendieron la importancia de poner primero la experiencia del usuario móvil. Reconocieron la necesidad de hacer el comercio móvil rápido y prácticamente instantáneo. Facebook respondió con una solución llamada Instant Articles. Facebook Instant Articles resuelve largos tiempos de carga permitiendo a los editores optimizar su contenido para que los lectores puedan acceder al mismo instantáneamente. Alrededor del mismo tiempo, Google también respondió con una tecnología rival ya a finales de 2015, que fue cuando se creó AMP.

Conclusión
Según la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) el smartphone es el dispositivo líder en la conexión a internet. El 85% de los internautas declara haberlo utilizado para conectarse a Internet en los últimos 30 días, seguido del ordenador portátil con un 75% y el de sobremesa con un 67%. Es por ello que desde 2beDigital nos comprometemos cada vez más a ofrecer a nuestros clientes aquellas tecnologías que aportan mayor calidad a los e-commerce que desarrollamos y sobre todo tecnologías que nos permitan mejorar la experiencia de usuario.