El futuro del E-commerce está en la alimentación

Web El Ciruelo.jpg

Después de realizar más de 50 visitas a diferentes empresas de alimentación por toda España hemos confirmado que el potencial del E-Commerce en este sector es altísimo.

Es cierto que los directivos de las empresas todavía se sorprenden cuando visitamos sus despachos hablando de cómo sus productos son susceptibles de ser vendidos por Internet. Pero esa sorpresa y, en ocasiones, desconfianza se transforma en interés cuando explicamos con detalle el crecimiento del E-Commerce en España en los últimos años, el aumento de las compras de alimentos online, de las posibilidades de comunicación que ofrece Internet o el desarrollo de la logística dentro de este canal.

La gran mayoría de los directivos saben que el producto tiene demanda debido a su alta calidad, saben que tienen un buen precio y se convencen de que a través de Internet podrán hacer lo que hasta ahora no habían podido: llegar directamente a su consumidor final.

Pero a muchos de ellos les frenan dos cosas: la necesidad de invertir en el diseño y en la gestión de una tienda online, y el miedo a entrar en conflicto con los "todopoderosos" lineales y distribuidores.

Es cuestión de tiempo que muchas más empresas de alimentación inviertan en su propio canal de venta online y estas son sus tres razones más repetidas:

  1. "La inversión es mínima". Me gasto más cuando voy a una feria y los resultados son muy relativos.
  2. "El distribuidor me paga a 60 días y cada vez que hablamos quieren negociar el margen a la baja. Después voy al supermercado y mi producto está más caro que el mes anterior".
  3. "Puedo vender online al consumidor final con un precio un 20% más bajo al que hoy lo puede comprar. Y mi empresa tiene más margen sin olvidar que cobraría al contado".